“La educación para el Papa es hacer lío”

En un encuentro a solas con SLOWLIFE MAGAZINE, José María del Corral - una de las personas de mayor confianza del Papa Francisco y quien lleva adelante su fundación, Schollas Ocurrentes - conversó de la misión encomendada por su amigo el Papa, de sus preocupaciones para con la juventud, y de la importancia de la educación en pos de hacer un mundo mejor.

SlowLifeMagazine: “¿Cuál es la misión de Scholas Ocurrentes y las expectativas que el Papa tiene con ella?”

José María del Corral: “La expectativa, como la contó y cuenta el Papa, nació desde una experiencia concreta. No es un trabajo teórico, ni una tesis doctoral. Esto nació en plena desintegración de Argentina, cuando era todos contra todos, cuando él decía que se habían roto los lazos primarios, cuando la gente gritaba “que se vayan todos”. En medio de eso él me convoca. Había sido poco tiempo antes que él fue nombrado como pastor, como obispo en Buenos Aires. Y me pide que convoque a un grupo de jóvenes para ver que les estaba pasando porque no creía que a ellos no les importara nada… Y ahí fue cuando empecé la primera experiencia con chicos de la AMIA, del Centro Islámico y de todos los credos. Y de ese primer grupo de chicos nació la Ley de Educación 2169, que propone otro tipo de educación con objetivos y valores: son los chicos los que propusieron ese cambio. Entonces el Obispo después me dijo “por qué no hacemos esto también para las escuelas públicas, no sólo para las nuestras”. Ahí nació la primera experiencia de la escuela de vecinos: en 4 años eran 7 mil estudiantes”.

casa-tucuman

“Lo que nadie se iba a imaginar es que este hombre iba a ser Papa y que iba a convocarnos el 13 de agosto del 2013 para realizar esta experiencia en distintos países, convencido de que la crisis era mundial no solo en los países latinoamericanos. La crisis mundial es de la educación y el Papa está convencido de que si no cambiamos la educación no va a cambiar la problemática mundial. Cuando él decía que el mundo estaba en guerra todo el mundo se reía. Por eso cuando un pedagogo francés le preguntó el año pasado en el congreso Mundial de Scholas que tenía en la mente con Scholas, él le dijo que era un salvataje, un rescate. Y por eso cuando uno se tira a salvar a un chico que se está muriendo deja la tierra y sus seguridades para salvar al chico”.

El signo del papado de Francisco
“Cuando él me dijo que me quede con el guardapolvo blanco cerca suyo y a Sánchez (cartonero) quiso decirle al mundo que su papado iba a tener un signo que es “combatir la pobreza a través de la educación”.

“Y hoy vos viste que estuvimos acá escuchando experiencias de rescate, donde los chicos cuentan sus propias experiencias, por eso piden estos espacios, no sólo en Argentina. Ya estamos en 14 países. Yo viajo el martes para hacer la experiencia por primera vez en Barcelona, de ahí a Madrid, de ahí a Colombia. Venimos de Haiti, de Dubai… Esta experiencia que nació en Buenos Aires hoy es una experiencia mundial”.
“Hacer lío es educarse, pero educarse de verdad. Hacer lío es ver por qué existen las adicciones. Es lo que piden acá los chicos, saber de dónde vienen y qué intereses hay detrás de las adicciones”.

SLM: ¿Qué es la educación para el Papa?29863_12072015-2
JMC: “La educación para el Papa es hacer lío, todo lo contrario a lo que nos dicen cuando nos educan. Cuando educan nos dicen “no hagan lío”. Entonces uno se plantea quién es el mal educado, y ahí viene ese conflicto que vos decís, el de intereses, que tienen nombre, apellido y origen. Porque hay mucha gente que le interesa que no hagamos lío. Cuando hacemos lío aparecen las cosas reales. Por eso los chicos son los que están pidiendo espacios para hacer lío. Hacer lío no es tomar una escuela, no es cortar una calle. Hacer lío es educarse, pero educarse de verdad. Hacer lío es ver por qué existen las adicciones. Es lo que piden acá los chicos, saber de dónde vienen y qué intereses hay detrás de las adicciones. Hacer lío es ver las problemáticas de desintegración social, de inseguridad. Hay chicos con comparten la preocupación por el tema de abusos, el tema de embarazo adolescente. Esto es realmente la educación, la educación tiene que ver con las realidades y los conflictos que realmente los chicos tienen, y que se dan cuenta que está en ellos poder solucionarlos”.

SLM: ¿Notan si hay alguna problemática única que alcance a los chicos de todas edades y clase social?
JMC: “Si. Los chicos están planteando por un lado que esta educación que le estamos dando no existe, y que ellos se están educando en otro lugar que no es lo que nosotros llamamos escuela. Y que una de dos: o vamos a seguir viendo dos películas distintas que nunca se van a encontrar, o sacamos la educación afuera y la llevamos al mundo de los chicos”

13669288_481943925309222_218061288460445805_o-2

SLM: ¿Qué problemáticas se están encontrando en las provincias?
JMC: “Lo que está saliendo en todos lados, de norte a sur de este a oeste son las adicciones, la violencia, la muerte y el suicidio. Una cosa de locos porque cuando uno piensa en suicidio piensa en gente grande no de 15, 16 años… Hoy el suicidio tiene 15 años, el suicidio tiene 16 años. Tiene nombre y apellido de chicos y chicas de todos los niveles sociales. Son chicos que se nos están matando. Contaba un chico la experiencia de “el puente de las soluciones”, un puente donde los chicos van y se matan. Ese puente lo quieren volver a pintar, resignificarlo. Entonces cuando muchos padres nos plantean qué hacemos, o por qué está pasando esto, es porque la educación se ha vaciado, porque ya no existe un contenido. Cuanto más contenido le hemos agregado más se ha vaciado. Hoy la educación no le da un sentido a los chicos, no le da un para qué, y ese para qué no lo encuentran ni en la escuela, ni en la propia cultura. Entonces estamos matando nuestros propios chicos. Matando, como dice el Papa, el futuro. Y este presente es necesario que hagamos este cambio, y este cambio lo tienen que hacer ellos mismos. Ellos tienen que ser responsables de ese cambio. Ellos están pidiendo que no los tratemos como “tarados”, que no seamos populistas, que les respetemos ese lugar y les pidamos un cambio. Ellos quieren tener ese lugar”.
“La crisis mundial es de la educación y el Papa está convencido de que si no cambiamos la educación no va a cambiar la problemática mundial”

 

Como ayudar:
Si querés sumarte a tender puntos junto a Scholas ingresá a www.scholasoccurrentes.org para realizar tu donación.