Las Vegas: Un disparate que merece verse

Donde la naturaleza había dispuesto un enorme desierto el ser humano -acaso impulsado por el horror vacui de ese monumental espacio en el que lo que reinaba era la nada-, decidió ocuparlo a pura extravagancia. Ph. Sebastián Arauz

Grotesco, desmesurado, kitsch, falso, disparatado… Podríamos escribir una interminable lista de palabras de este calibre para asociar a la ciudad de Las Vegas y todas ellas le harían justicia. Donde la naturaleza había dispuesto un enorme desierto el ser humano -acaso impulsado por el horror vacui de ese monumental espacio en el que lo que reinaba era la nada-, decidió ocuparlo a pura extravagancia.

Un consejo: corra el switch de su percepción estética del registro buen gusto y llévelo a “relájese y disfrute”. Luego sáquese un pasaje. Le aseguro que la experiencia de conocer ese reino del derroche y el gigantismo estrafalario será impagable.

Aeropuerto Internacional McCarran, Las Vegas  - PH Sebastián Arauz

Aeropuerto Internacional McCarran, Las Vegas – PH Sebastián Arauz

Nevada es el Estado norteamericano característico por la legalización del juego, sus casinos, el permiso de tomar alcohol en la calle y otras liberalidades infrecuentes en ese país. Su capital es Carson City pero Las Vegas es más importante. Se la conoce como “La ciudad del pecado” y así se vende. Lo que pasa en las Vegas se queda en Las Vegas dicen sus promotores.

El territorio, que fuera en su momento arrebatado a los indios paiutes, ocupaba zonas húmedas del desierto de Mojave, que el aventurero español Antonio Armijo bautizó como Las Vegas en 1829. Los que terminaron por consolidar su perfil de ciudad pecaminosa, de juego, alcohol y permisividad fueron los gangsters integrantes de la mafia que dominó la ciudad poco después de la legalización de los casinos.

Grotesco, desmesurado, kitsch, falso, disparatado… una lista de palabras de este calibre para asociar a la Las Vegas y todas ellas le harían justicia.

Llegué en avión. Apenas salí de la manga me choqué con lo que habría de repetirse en los lugares más insólitos: máquinas tragamonedas, o como allí se las llama, “slots”. Es decir, mucho antes de retirar el equipaje ya se puede jugar. Lo mismo ocurre en hoteles, shoppings, restaurantes ¡y hasta en baños! Se supone que los niños no pueden jugar pero como a Nevada no está prohibido entrar con menores, uno podrá verlos corretear entre maquinitas, ruletas o croupiers.

Desde 1931 el juego es legal allí y eso atrajo gangsters e inversores para aprovecharse del dinero que ello movía y generaba. Así creció sin parar la ciudad más importante del Estado de Nevada.

Todos respetan los códigos que plantea esta ciudad. Algunos hasta lo inimaginable, sentados por horas frente a esas maquinitas que los secuestran de la realidad con el señuelo del dinero que en realidad ellos dejan para alimentar los engranajes de esta Disneylandia para adultos.

New York - New York Hotel & Casino - PH Sebastián Arauz

New York – New York Hotel & Casino – PH Sebastián Arauz

El más popular atractivo de Las Vegas no está en Las Vegas. ¿Cómo? Si, otra vez: El más popular atractivo de Las Vegas no está en Las Vegas. Es lo que se llama el Strip (la franja, en inglés). Se trata de un tramo de seis kilómetros y medio de la calle Las Vegas Boulevard South, pero que abarca las localidades de Paradise y Winchester, justo al sur del límite formal de Las Vegas. Pero no haga caso. Para usted y para todo el mundo eso es Las Vegas.

El más popular atractivo de Las Vegas no está en Las Vegas. Es lo que se llama el Strip (la franja, en inglés).

Y ¿qué hay allí? Bueno, la pregunta sería qué no hay allí. ¿Pirámides? Hay. ¿Canales venecianos? Hay, con gondolieri y todo. Mmm…¿Frescos renacentistas? ¡Claro que sí! Es que en todo ese trayecto usted caminará como si llevara puesto anteojos de realidad virtual y paseará por barrios de ciudades muy lejanas. Cada uno de esos barrios… no se apure, ya le describiré algunos… tiene uno o varios hoteles inspirados en el estilo que pretende representar. Son gigantes. Pueden ocupar varias manzanas y muchísimas habitaciones. De los 20 hoteles más grandes del mundo 15 están en Las Vegas.

El MGM Grand Hotel, por ejemplo, tiene 6.189 y por supuesto miles y miles de metros cuadrados para salas de juego, centro de convenciones, restaurantes, piletas de natación, spa, shoppings y un sin fin de atracciones más.

Postal callejera de Bienvenida a Las Vegas - PH Sebastián Arauz

Postal callejera de Bienvenida a Las Vegas – PH Sebastián Arauz

En su libro “La estrategia de la ilusión” Umberto Eco define el concepto de “hiperrealidad” o el mundo del “falso absoluto”, donde las reproducciones no se contentan con parecerse a la realidad sino mejorarlas. En Las Vegas las aguas de la supuesta Venecia son cristalinas, limpias, transparentes. Así no son, claro está, las verdaderas.

El ensayo de Eco es de 1975. Sus vaticinios se fueron cumpliendo. Él hablaba de la cultura de la ilusión.  Nadie puede dudar que Las Vegas es la capital de ese mundo imaginario, convertida a pura fantasía en el principal parque temático urbano del mundo.

Los americanos hacen cientos de kilómetros para ver en Epcot la reproducción de una calle mexicana y no hacen 20 kilómetros para entrar a México y ver un verdadero pueblo de ese país. Hay muchos ejemplos, y no todos en Estados Unidos.

En Londres, lugareños y turistas se concentran en el 221b de la calle Baker Street. Esa era la dirección de Sherlock Holmes que había inventado Arthur Conan Doyle en sus libros. Es decir, pura ficción. Tanto iba la gente a mirar ese sitio que tuvieron que forzar la numeración (el 221b no existía)  y armaron allí un museo del detective. En otro barrio de la misma ciudad, Chelsea, más precisamente en el 34 de Tite Street vivió Oscar Wilde, que como se sabe fue un escritor de carne y hueso, genial y todavía vigente. Pues allí no va nadie. Eco tenía razón… la simulación puede interesar más que la verdad.

Nadie puede dudar que Las Vegas se ha convertido a pura fantasía en el principal parque temático urbano del mundo.

Cómo moverse

Moverse en Las Vegas no es difícil. El más popular colectivo urbano entre los turistas es el conocido como “The Duece” que recorre todo el Strip. Comienza en Las Vegas Outlet Center y termina en la calle Fremont. Por el término de 2 horas el boleto cuesta 6 dólares, por 24 horas 8 y por tres días 20. Son doble piso e impecables. Durante el día tienen una frecuencia de siete minutos y de 17 minutos entre las 2 y las 5 de la mañana.

Hay, además, transportes gratis entre hoteles que son de la misma corporación. Se trata de monorieles que se toman en pequeñas estaciones adyacentes a cada establecimiento a las que se llega entrando al edificio o directamenbte por fuera. Así, por ejemplo, el tranvía Mandalay Bay une este hotel con el Luxor y el Excalibur y otra línea une el Bellagio con el Monte Carlo.

Muchos hoteles están conectados con amplios pasillos, lo que permite a cualquiera entrar a uno y visitar varios sin abandonar la comodidad del aire acondicionado.

New York, New York

New York - New York Hotel & Casino - PH Sebastián Arauz

New York – New York Hotel & Casino – PH Sebastián Arauz

Y ya que mencionamos el MGM quedémonos en la zona, pues justamente ahí, cruzando la calle está el New York-New York Hotel. No es un edificio. Ni siquiera un conjunto de edificios. Es algo más. Es directamente un barrio. Los íconos neoyorkinos más importantes están allí, casi tan grandes como los originales. El “Brooklyn Bridge”, la Estatua de la Libertad (46 metros de altura sobre una plataforma de agua por la que también navegan barcos), los edificios Chrysler y Empire State…¡y hasta una enorme montaña rusa!. Por dentro la atmósfera de Manhattan lo envuelve todo.

Desde hace un tiempo la oferta gastronómica forma parte de las estrategias de promoción de Las Vegas. El New York-New York tiene once restaurantes donde predomina la cocina americana. El “Nine Fine Irishman” es un pub construido en Irlanda y transportado a Estados Unidos para ser localizado dentro del hotel.

El  New York-New York Hotel no es un edificio, ni siquiera un conjunto de edificios, es directamente un barrio.

Ahórrese ir a Europa

Desde mi habitación en el hotel The Cosmopolitan el paisaje lo dominaban las aguas danzantes del Hotel Bellagio de un lado del strip y la Torre Eiffel (escala 1:2), la Ópera Garnier, el Arco de Triunfo y la Plaza de la Concordia del otro. Estas últimas reproducciones son parte del hotel Paris.

Hotel The Venetian - PH Sebatián Arauz

Hotel The Venetian – PH Sebatián Arauz

Si eso es alucinante no lo es menos entrar a este hotel. En su interior hay calles parisinas con sus cafés, restós y boulangeries. Pero lo más increíble -que también se repite en otros hoteles como el Venetian- es que la bóveda del techo simula ser un cielo abierto, a veces de día y otras de noche, donde hay pequeñas nubes que van pasando. Hay que hacer un cierto esfuerzo para no creérselo.

The Venetian es el inmenso hotel que forma un barrio reproduciendo los hitos de la mítica ciudad italiana. Allí se reconstruyeron el puente de Rialto, el Gran Canal, el Campanile, el Puente de los Suspiros y la tradicional Piazza San Marco. Sólo falta el Caffé Florian… Démosles tiempo.

Excalibur es el nombre de otro hotel cuyo edificio reproduce un castillo medieval. Así se llamaba la espada del Rey Arturo, conocido personaje de la literatura europea. Desde lo alto una figura del mago Merlín vigila cualquier movimiento. Gales es, pues, otra de las zonas evocadas.

The Venetian es el inmenso hotel que forma un barrio reproduciendo los hitos de la mítica ciudad italiana.

También tierra de faraones

Luxor Hotel & Casino - PH Sebastián Arauz

Luxor Hotel & Casino – PH Sebastián Arauz

De los muchos otros hoteles temáticos para no aburrir sumaremos uno sólo más: el Luxor Hotel. Su inspiración es el Egipto antiguo. El edificio es una pirámide hueca. Su nombre no se debe a pirámide alguna (ninguna se llama así) sino que alude a la ciudad que se construyó sobre las ruinas de Tebas, conocida por el Valle de los Reyes, Karnak y su imponente templo.

La Gran Esfinge de Guiza nos recibe como imponente entrada al hotel. Pero esta es mejor que la original pues no muestra el paso del tiempo y está nuevita, sin rajaduras y con los colores que la genuina ya perdió.

Lo gracioso es que en 2007 el gobierno egipcio, a través de su Consejo Supremo de Antigüedades, SCA, debió intervenir diciendo que no era exactamente una copia de pirámide alguna pues el partido nacionalista de Egipto, Al Wafd, pedía que parte de las ganancias del hotel se remitiera a la ciudad de Luxor.

The Cosmopolitan

Lobby del hotel The Cosmopolitan - PH Sebastián Arauz

Lobby del hotel The Cosmopolitan – PH Sebastián Arauz

Acaso la mejor vista de los atractivos del Strip la tenga The Cosmopolitan, construido hace 10 años. Si nuestra habitación da para el norte lo primero que veremos es la fuente del Hotel Bellagio, donde cada media hora (de noche cada 15 minutos) tiene lugar un show de aguas danzantes con una música espectacular. Más allá el Caesar Palace, enfrente los íconos franceses del Hotel París y al fondo la mole dorada del Trump Hotel Las Vegas.

El Cosmopolitan costó tres mil millones de dólares y su tamaño es cinco veces el Hotel Provincial de Mar del Plata. Cuenta con dos torres de 51 y 53 pisos y es el más nuevo de lo que se conoce como la nueva generación de hoteles. Con su inauguración aumentó 3.000 a las 145 mil habitaciones ya existentes en Las Vegas.

Este año han puesto su esfuerzo en una movida culinaria. Se abrieron sucursales de Starbucks con instalaciones de arte diseñado por el artista francés George Rousse y de Eggslut, una cadena de Los Ángeles. Entre sus múltiples restaurantes aconsejo ir al “Rose. Rabbit. Lie”, donde además de un diverso menú de comida internacional y una muy bien munida barra de tragos, cada noche hay un espectáculo en vivo distinto.

Este hotel es una ciudad en sí mismo. Es fácil perderse y salir por una calle impensada. Por eso puede ser útil tomar algunos puntos de referencia como su increíble araña hecha con dos millones de cuentas de cristal Swarovski. Tardaron un año en hacerla y cuelga ocupando varias plantas de altura.

Luego de atravesar salas con slots (todo es así en Las Vegas) la recepción está precedida por columnas cuadradas que desde el interior proyectan imágenes geométricas o antropomórficas de color y en movimiento sobre sus paredes de vidrio traslúcido, frente a las que mucha gente queda como hipnotizada.

Uno de sus mejores servicios es el del concierge que se ocupa de resolver cualquier inquietud que los pasajeros tengan durante su estadía en la ciudad. Es particularmente útil a la hora de reservar entradas a los espectáculos.

El Talon Club

The Cosmopolitan tiene un salón de apuestas altas llamado Talon Club, donde los asistentes tienen a disposición el menú que quieran, además de whisky, vino y cigarros. El espacio es muy discreto y en sus paredes hay obras de los artistas Andy Warhol y John Chamberlain.

Para 2017 el hotel incorporará 21 habitaciones ultra lujosas que se llamarán Boulevard Penthouses. Serán diseñados por decoradores de fama mundial como Tihany Design, Daun Curry y Richmond International. Cada uno será único e incluirá un salón de apuestas privado para sus pasajeros.

¡Ah!… Si quiere casarse en The Comospolitan ellos tienen un departamento específico para novias y novios.

El Cosmopolitan costó tres mil millones de dólares y su tamaño es cinco veces el Hotel Provincial de Mar del Plata.

Qué ver

Las Vegas es archifamosa por sus espectáculos. Sólo por ver alguno de los que no se presentan en otro sitio vale el esfuerzo de visitar esa ciudad. Desde hace muchos años esta plaza convoca para hacer sus shows a las estrellas internacionales más destacadas. Sus clásicos fueron Dean Martin, Sammy Davis Junior o Elvis Presley. De todos ellos Frank Sinatra fue sin dudas su artista fetiche, hoy convertido en un ícono del lugar. Sus vínculos con la mafia son un secreto a voces.

De todos los espectáculos recomendaré los del “Cirque Du Soleil”. Hay ocho siempre en funciones. Me permito mencionar dos. Uno llamado “O” (agua) que tiene lugar en el hotel Bellagio y el otro “Love” inspirado en música e historia de The Beatles en el hotel The Mirage.

Acceso al espectaculo LOVE del Cirque du Soleil en el hotel The Mirage - PH Sebastián Arauz

Acceso al espectaculo LOVE del Cirque du Soleil en el hotel The Mirage – PH Sebastián Arauz

Las Vegas es archifamosa por sus espectáculos. Sólo por ver alguno de ellosvale el esfuerzo de visitar esa ciudad.

La razón por la que pueden verse sólo en Las Vegas es que los teatros en los que e presentan fueron construidos especialmente para esos espectáculos específicos. La única palabra que encuentro para describirlos es deslumbrante.

Según el tiempo que usted le dedique a Las Vegas puede visitar en la parte antigua de la ciudad la calle Fremont. Era hasta que el Strip se convirtiera en la arteria más transitada por los turistas, la calle más convocante de la ciudad del pecado. Por las noches se presenta lo que ha dado en llamarse la Fremont Experience. En el techo abovedado de la calle, compuesto por 12 millones de lámparas led y 220 altoparlantes, se proyectan imágenes del viejo Las Vegas. Realmente impactante.

Durante el día, además de los restaurantes, casinos y shoppings, un popular atractivo de la calle Fremont es volar a todo lo largo y muy cerca del techo deslizándose en una tirolesa. Si no tiene vértigo… Adelante.

Muy cerca de allí, también en el barrio viejo, abre sus puertas el “Mob Museum” (los estadounidenses le dicen mob a la mafia) en el edificio que antes fue sede del correo. Es decir, un museo que nos cuenta la historia del crimen organizado que constituyó buena parte de la historia de esta ciudad hasta no hace mucho tiempo.

Hotel The Mirage y su espectaculo LOVE del Cirque du Soleil - PH Sebatián Arauz

Hotel The Mirage y su espectaculo LOVE del Cirque du Soleil – PH Sebatián Arauz

El marketing todo lo pausteriza. Es cierto que todo era más auténtico cuando las “familias” rivalizaban por el juego, el alcohol y la prostitución. Pero hay que saber aprovechar las pequeñas ganancias de las grandes pérdidas. Al menos ahora es menos probable que nos alcance alguna emboscada.

Al norte del Strip hace 20 años fue inaugurada la Torre “Stratosphere”, que con 350 metros en su punto máximo es el edificio más alto de Las Vegas y del Estado de Nevada. En su cima hay juegos no aptos para cardíacos: una montaña rusa y un carrusel que tienen partes que salen a 300 metros de altura, y un sistema de caída libre de 50 metros. Desde este edificio y también desde la rueda gigante “High Roller” ubicada en la intersección de Flamingo y Las Vegas Bvard. pueden tomarse las mejores fotos aéreas de la ciudad.

Eso sí… no hay más balaceras pero hay que cuidarse del calor. Ande por la sombra cada vez que pueda. En las veredas hay funcionando vaporizadores de agua para conjurar la tremenda sequedad. Cuídese de la deshidratación.

Fremont Street - PH Sebatián Arauz

Fremont Street – PH Sebatián Arauz

Y si quiere hacer un paréntesis de tanto bullicio, Las Vegas tiene muy cerca atractivos seductores. El Death Valley (Valle de la Muerte), el desierto de Mojave, la Sierra Nevada y el Monte Whitney; “Red Rock Canyon”; obviamente el Gran Cañón del Colorado o “Zion Park” son alternativas que merecen visitarse a muy pocas horas en auto.

Finalmente una recomendación: cuando vaya a Las Vegas haga como hacemos en el teatro, que jugamos a creernos lo que allí vemos. ¿Acaso no hemos pasado en el teatro momento inolvidables de emoción? Seguro que aquí verá cosas que no podrá dejar de contarlas.


Nino Ramella

Periodista